lunes, 26 de enero de 2009

Desiderio arias

Salomón Haddad apuntó con su arma a la nuca de Trujillo, pero a punto de disparar, Desiderio le ordenó bajar el arma y le perdonó la vida ,luego y a traición, lo acribillaron , le cortaron la cabeza y la exhibieron por el pueblo, Trujillo luego ordenó se la cosieran de nuevo al cuerpo..No te pierdas de leer ésta historia.

El general Desiderio Arias fue el más destacado guerrillero que tuvo el país durante los primeros 30 años del siglo XX, un período de inestabilidad política e incesantes contiendas bélicas. En la Línea Noroeste, que fue siempre un bastión suyo, se le tenía como una especie de cacique. Arias, de acuerdo a versiones de su época, nació en la comunidad de Muñoz, perteneciente a la provincia costera de Puerto Plata, pero investigaciones recientes demuestran que el nacimiento del destacado guerrillero se produjo en 1872 en Las Aguas, una comarca rural del municipio de Montecristi, en la Línea Noroeste.

Fueron sus padres Tomás Arias y María Eugenia Alvarez. , de niño vivió en cañongo cerca de Dajabón, de joven Trabajó en ‘‘Jiménez & Cía’’, una compañía propiedad del acaudalado comerciante Juan Isidro Jiménez Pereyra, junto al general Horacio Vásquez, los dos principales líderes políticos que tuvo el país en las primeras tres décadas del siglo XX.

Tras el ajusticiamiento del dictador Ulises Heureaux (Lilís), en el 1899, Arias se adhirió al movimiento insurreccional que encabezó Horacio Vásquez y durante el Gobierno de Jiménez fue nombrado ayudante de plaza.En 1903, el Gobierno del general Carlos Morales Languasco designó a Arias gobernador de Montecristi, zona desde la cual se convirtió años después en un opositor radical para el gobierno del general Ramón Cáceres (Mon), quien hizo una guerra sin cuartel en la Línea Noroeste tratando de someter a Arias y sus hombres.
Al fracasar el movimiento insurreccional contra Mon Cáceres, Arias se exilió en Ponce, Puerto Rico, en la residencia de Jiménez. Pero cuando mataron a Mon y se estableció el gobierno de Eladio Victoria, Arias partió a Saint Thomas, donde se sumó a la conspiración que encabezaba el general Horacio Vásquez Lajara.

Desde allí, Arias encabezó una incursión guerrillera que atravesó por el norte de Haití y penetró al país por Montecristi, desde donde se declaró en guerra contra los ‘‘Quiquises’’.

Arias marchó con sus tropas a la Capital de la República, donde forzó al arzobispo Adolfo Alejandro Nouel, que por presiones de los norteamericanos había sustituido a Victoria en la Presidencia, a hacer una serie de concesiones.

Lo propio logró de José Bordas Valdez. Tras la renuncia de Bordas Valdez, el poder fue asumido nuevamente por Jiménez Pereyra, quien en principio contó con un decidido respaldo de parte de Arias y sus seguidores, pero luego el cacique liniero le declaró la guerra al gobierno, lo que motivó su destitución por parte del presidente Jiménez como jefe militar de toda la Línea Noroeste.
El episodio fue aprovechado por los Estados Unidos para ocupar el territorio nacional. Durante los ocho años de ocupación militar norteamericana, Arias fue mantenido acorralado en Montecristi, pero posteriormente pasó a formar parte del Partido Liberal, del que fue jefe y a través del cual apoyó la candidatura presidencial del jurista Francisco José Peynado en las elecciones de 1924, comicios que fueron ganados por Vásquez Lajara. Rechazó tanto el continuismo de Vásquez Lajara, como la candidatura de Federico Velázquez, pasando a respaldar la insurrección encabezada por el brigadier Rafael Leonidas Trujillo, en 1930.

Desiderio no tardó en oponerse a la dictadura de Trujillo, actitud que lo obligó a tomar el camino de la clandestinidad. Sirviéndose de la traición, las fuerzas de Trujillo sorprendieron a Arias en la Manigua y fue acribillado por las balas disparadas por el cabo Ismael Reyes, perteneciente al pelotón creado para tal fin y comandado por Mélido Marte, pero, en un hecho macabro y por decisión propia, el entonces teniente Ludovino Fernández con afilado cuchillo en mano y ante la sorpresa de todos, le cortó la cabeza al cuerpo y la guardó en un macuto con el fin de presentársela a Trujillo, que estaba en Santiago y quien al enterarse de lo acontecido,se dispuso a viajar a Mao, dispone que lo acompañe el Médico Militar ,Dr Ángel Delgado Brea, al llegar y debido a que no existía puente deben cruzar el río Yaque con los autos en Barcaza , lo espera Ludovico Fernández quien le informa a Trujillo ¨General, aquí le traigo la cabeza de Desiderio¨, Trujillo, Contrariado y algo molesto le dice, ¨Muy Mal Hecho¨, más tarde Trujillo le comunica al Médico, ¨Dr ,En ese macuto está la cabeza de Desiderio, debe usted cocerla de nuevo al cuerpo de manera que no se advierta que ha sido cercenada¨. La labor del Dr Delgado fue titánica, pero horas después el propio Trujillo inspeccionó los resultados, exclamó ¨ Magnífico Doctor, era exactamente lo que quería¨.

Al otro día el pueblo de Mao contempla el ataúd con el cuerpo amortajado exhibido en la alcaldía, está inclinado con la cabeza sostenida por algunas sillas, todos se manifiestan, rezan y lloran al ver el cadáver de quien fue un paladín y líder guerrillero de toda la región, con su maquiavélico estilo, Trujillo ordena el traslado de los restos a Santiago, donde dispone se le rindan honores militares , cosa ésta rechazada por la viuda y los familiares.

Un hecho que pudo marcar un cambio en la historia dominicana lo fue el encuentro final pautado entre Trujillo y Desiderio Arias poco antes de su muerte, buscaban un acuerdo para postergar el levantamiento insurreccional de desiderio, en un momento de la reunión, uno de los hombres de confianza de Desiderio, Salomón Haddad ,temeroso y desconfiado, apuntó a Trujillo en la nuca, que estaba de espaldas, pero antes de que le disparara, Desiderio al percatarse de la acción le dio órdenes tajantes de que bajara el arma diciendo ¨No voy a cargar con la sangre de este hombre a quien le garantizé la vida si venía sólo a esta entrevista¨, orden que cumplió en el acto, este gesto de Desiderio Arias evitó el aniquilamiento de quien no sólo lo eliminaría a él días después sino de quien gobernaría con mano dura e implacable nuestro país por 31 años.




Por: Arq.Raifi genao La venda tranasparente



Trujillo-Monarca sin Corona

Desiderio Arias, campeón de la revolución-El masacre.com

Enciclopedia Dominicana

Desiderio Arias-El Cacique Lindero-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada